Nosotros
Round Table es un proyecto emprendedor, independiente y solidario. Formado por profesionales (y enamorados perdidos) del vino, un día decidimos dejarlo todo y empezar nuestro sueño. Un proyecto que quiere reivindicar lo que el vino siempre fue: un generador de buenos momentos y buenas conversaciones. No queremos que el vino sea solo para expertos, que necesites conocer 90 denominaciones o 300 variedades para disfrutarlo. Queremos que sea para todos, hacerlo más accesible y divertido. Por eso cada botella propone un tema de conversación. Lógicamente no es nuestra intención obligaros a hablar de ellos (aunque son muy interesantes y los elegís cada año vosotros), pero sí nos gusta la idea de que lo compartáis, habléis, y dejéis el móvil a un lado un buen rato.
En nuestras botellas no encontrarás el sello de la denominación de origen. Sinceramente, creemos que tiene más utilidad destinar 10 céntimos por botella  ayudas sociales.
Conoce más en esta entrevista de Metal Magazine.
Manifiesto
Estas son nuestras convicciones:
Para nosotros, el vino sirve para reunirnos, pasarlo bien y tener buenas conversaciones. Dejemos el móvil, hablemos y arreglemos el mundo.
No es necesario ser un experto para disfrutar del vino. No lo hagamos más complicado de lo que no és.
No es necesario hacer las cosas como siempre se han hecho. Démosle la vuelta al mundo.
Hablemos de todo y con todos, con respeto, escucha y empatía.